Mujeres líderes en la Iglesia de Filipos

Mujeres líderes en la Iglesia de Filipos

Por Margaret Mowczko

 

En las discusiones actuales acerca de los roles de la mujer en la iglesia mucha de la atención se ha dirigido hacia Febe, Junia y Priscila. Estas tres mujeres son mencionadas en el Nuevo Testamento estando involucradas en un significativo ministerio cristiano. Mucha de la discusión que rodea a estas mujeres se enfoca en identificar sus ministerios específicos y evaluar el precedente que sientan para las mujeres en la iglesia actualmente.

Evodia y Síntique son dos mujeres menos conocidas que fueron ministras en la iglesia primitiva. El apóstol Pablo nombra a estas dos mujeres en su epístola a los Filipenses y, en solo unos pocos versos, nos da un vistazo al valor y la importancia de sus ministerios.

“Ruego a Evodia y también a Síntique que se pongan de acuerdo en el Señor. Y a ti, mi fiel compañero, te pido que ayudes a estas mujeres que han luchado a mi lado en la obra del evangelio, junto con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida” (Filipenses 4:2-3 NVI).

Cuando describió el ministerio de Evodia y Síntique, Pablo utiliza algunos de los mismos términos que aplicó a Timoteo y Epafrodito. Escribe que Evodia y Síntique “han luchado” con él “en la obra del evangelio”. Previamente en la misma carta, Pablo también había descrito a Timoteo como alguien que había servido con él “en la obra del evangelio” (Filipenses 2:22). Pablo continúa refiriéndose a Evodia y Síntique como “colaboradores” suyas. Anteriormente, Pablo también se había referido a Epafrodito como su “colaborador” (Filipenses 2:25). De esta manera, de acuerdo a Pablo, los ministerios de estas mujeres se pueden comparar a los de Timoteo y Epafrodito.

No era inusual que las mujeres tengan roles de liderazgo en Filipos. Esta era la principal ciudad de Macedonia (Hechos 16:12) y está bien documentado el hecho de que las mujeres macedonias disfrutaban mayor libertad y poder que muchas otras mujeres de ese tiempo. El primer converso cristiano de Macedonia había sido una mujer en Filipos, una próspera señora llamada Lidia. Es probable que Lidia hospedó y dirigió una iglesia en su casa de Filipos, dada la fuerte historia de liderazgo femenino en esta región (véase Hechos 16:13-15, 40). El obispo Juan Crisóstomo (c. 349-407) creía que Evodia y Síntique habían sido líderes de la iglesia de Filipos en el tiempo en que Pablo escribió su epístola. Además, Crisóstomo las comparó a Febe, que era una ministra. En su decimotercera homilía sobre Filipenses, escribió: “Estas mujeres [Evodia y Síntique] me parecen que eran las principales de la iglesia que existía allí, y [Pablo] las alabó ante algunos hombres notables a los que llama sus colaboradores; [Pablo] las elogió de la misma manera que a un colaborador, soldado, hermano y compañero suyo, al igual que hace en la Epístola a los Romanos, cuando dice ‘Les recomiendo a Febe nuestra hermana, que es una ministra en la iglesia en Cencrea’ (Rom. 16:1)”.

Además, en Filipenses 4:2, Pablo insta a Evodia y Síntique a, literalmente, “pensar el mismo pensamiento” (posiblemente un asunto doctrinal). Que Pablo se diriga a Evodia y Síntique personalmente e individualmente en su carta refuerza la idea de que estas mujeres tenía una considerable influencia en la iglesia filipense y fueran probablemente líderes. Crisóstomo no veía ninguna señal de alguna pelea en el pedido de Pablo a Evodia y Síntique; solo veía alabanza y escribió: “¿Pueden ver cuan gran testimonio [Pablo] proporciona de la virtud de ellas?”.

En el Nuevo Testamento hay muchos ejemplos de mujeres que estuvieron involucradas en un significativo ministerio evangélico, algunas como líderes eclesiásticas. Incluso aunque estas mujeres, como Evodia y Síntique, son mencionadas brevemente, si establecen precedentes bíblicos para mujeres en el ministerio actual. Si Pablo valoraba el liderazgo y ministerio de ciertas mujeres, deberíamos ser cuidadosos en no obstaculizar a mujeres capaces, dotadas y piadosas de seguir sus llamados a ser ministras y líderes en la iglesia de hoy.


Fuente: https://www.cbeinternational.org/blogs/women-leaders-philippian-church

One thought on “Mujeres líderes en la Iglesia de Filipos

  1. Muy interesante y necesario profundizar en esta línea eclesial y magistral del servicio ministerial de las mujeres en nuestras iglesias, pues hemos ahondado muy poco. Y a parte de injusto en el trato de género es nada evangélico.
    Gracias por el estudio y la investigación para bien de ls Iglesia, y sus principales destinatarios: lxs pobres y e cluidxs. Cristóbal Romero Bordón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *