La División Sudamericana aprueba la ordenación de mujeres como ancianas

La División Sudamericana vota la aprobación de la ordenación de mujeres como ancianas

Entre los días 6 al 10 de julio de 2021, la División Sudamericana de los Adventistas del Séptimo Día llevó a cabo su Junta Plenaria en la ciudad de Brasilia, Brasil.

Como parte de la reunión, la Junta Plenaria escogió nuevos líderes de departamentos e instituciones de Sudamérica. Así mismo, se escucharon informes de actividades y se establecieron planes para el desarrollo de las actividades eclesiásticas para el próximo quinquenio.

Como parte de la reunión se realizó una votación acerca de un punto de la agenda que proponía la aprobación de la ordenación de mujeres como ancianas de iglesias locales. El 9 de noviembre de 2020, durante el Concilio Anual de la División Sudamericana, se votó el establecimiento de una comisión teológica de 19 personas dedicada al estudio del papel de la mujer en el ancianato bíblico.[1] El informe de la comisión fue positiva y la Junta Plenaria de la División Sudamericana votó aprobar la ordenación de mujeres como ancianas locales.

Esta decisión permite a las mujeres escogidas por las juntas de iglesia locales desempeñarse como ancianas y ser ordenadas para este puesto. Según el Manual de la Iglesia, esto permite que las ancianas ordenadas se desempeñen como líderes de iglesias locales y estén habilitadas, entre otras actividades, para predicar, dirigir los servicios de la iglesia, oficiar la Cena del Señor, bautizar, casar y participar en la ordenación de diáconos y otros ancianos.[2]

Esta decisión está en plena armonía con las enseñanzas bíblicas y con decisiones previas de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día.

La aprobación de la ordenación de mujeres como ancianas ordenadas fue realizada por el Concilio Anual de la Asociación General el 3 de abril de 1975.[3]

El 14 de octubre de 1984 el Concilio Anual de la Asociación General reafirmó esta decisión aprobando un voto que ordenaba:

“Aconsejar a cada división a que es libre de adoptar las disposiciones que considere necesario para la elección y ordenación de mujeres como ancianas de iglesias locales”.[4]

Esta decisión ha recibido amplio apoyo dentro de la Iglesia Adventista y actualmente el 73% de las divisiones de la Asociación General han aprobado la ordenación de ancianas. Lucas Alves, secretario ministerial de la División Sudamericana afirmó que al menos 5.626 mujeres se desempeñan actualmente como líderes de iglesias locales y directoras de congregaciones. Asimismo, en la última década el 53.81% de los bautismos realizados entre 2010 y 2020 fueron de mujeres, comparado con el 46.19 de hombres. El pastor Lucas Alves afirmó que “el papel de la mujer es ampliado dentro del ancianato lo cual resultará en un liderazgo más fuerte y más comprometido con el pastorado y la misión. Creo que estas decisiones contribuyen también a una experiencia más profunda del discipulado.”.[5]

La aprobación en la División Sudamericana de la ordenación de mujeres como ancianas fue publicada en su sitio oficial en una noticia accesible en este link.

La División Sudamericana es la entidad de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que coordina sus actividades en la región abarcada por los países de Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. Actualmente cuenta con 14.382 iglesias y más de 2.5 millones de miembros.


Referencias

[1] https://noticias.adventistas.org/es/noticia/institucional/la-iglesia-crea-una-comision-para-fortalecer-el-papel-del-ancianato/

[2] Asociación General de la Iglesia Adventistas del Séptimo Día, Manual de Iglesia 2015 (Buenos Aires: ACES, 2015), 70-74.

[3] https://www.adventistarchives.org/gc-executive-committee-extracts-on-ordination.pdf#page=40

[4] https://www.adventistarchives.org/gc-executive-committee-extracts-on-ordination.pdf#page=60

[5] https://noticias.adventistas.org/pt/noticia/institucional/igreja-vota-documento-para-fortalecer-ancionato/

2 thoughts on “La División Sudamericana aprueba la ordenación de mujeres como ancianas

  1. Personal y particularmente,no estoy de acuerdo en la ordenación de la mujer con rango de autoridad (ancianato y/o pastoral)dentro de nuestra iglesia. Creo,que solo causa división. Y nuestro Dios creador,no es un Dios de división, más bien es un Dios de orden. Satanás es muy astuto,y sin dudas estuvo y está trabajando sobre este tema tan delicado.Tengamos Fe y permitamos que Dios ordene y dirija a su iglesia.De tal manera que la obra no se manche.

    1. Solo da una tremenda demostración que nuestra amada iglesia está en una rebelión y apostasía total (OMEGA)
      no por los miembros si no por los “que dicen ser Pastores causan una división total a la hermandad, desovodesen a la voz de la A.G. la asociación norteamericana (Columbia)madre de todas las practicas satánicas en los últimos tiempos introduciendo prácticas y doctrinas que no están en la Biblia, confunden los dones espirituales con los dones de servicios el pastorado no es un DON es un oficio (una profesión) que cualquier mortal puede ejercer, demen una sita bíblica que sea arrasadora, con las evitas modernas al ministerio lean el capítulo de Patriarcas y Profetas, que dice Elena de las EVITAS MODERNAS, que uds por conveniencia de sus bolsillos e intereses personales quieren poner a mujeres pastoras hay están sus familiares y esposas, como siempre lo an hecho, velando por dud intereses personales uds. Los modernos liberales
      Son los que permiten prácticas diabólicas en las Iglesias,, les consulto
      Elena ofició un bautismo, un casamiento, ofició una santa cena, si no es ser machista como lo dicen, el Verdadero Cristiano no puede albergar
      Estos pensamientos es defender la doctrina pura de nuestro Señor Jesucristo, pero uds. Tendrán que dar cuentas ante el tribunal fe Cristo y hay
      Aparecerán las sorpresas, cuando revisemos los libros y muchos por no decir un 80 % de rayos “pastorcitos”
      y no se encuentren. Uds. que solo an gozado de los deleites de los DIEZMOS
      en esta tierra y no an cumplido con su verdadero trabajó… de apacentar al rebaño, con sus Servicios que hacen dormir a l congregación… mi nombré es José Luis Garrido Álvarez y soy de Chile
      Miembro de la Iglesia Central de Arica
      Por si alguien quiere comunicarse con mi persona, yo no escribo con el dedo y borró con el codo, esa es la división que están causándole a la iglesia, uds.
      Toman decisiones separados de la A.G.
      Tienen la obra manchada, de inmundicias, me da vergüenza publicarlas, porque le haría más daño
      A lo que amó y que el Señor nos entregó
      pastorcitos muchos dr uds. Deberían dejar el pastorado, porque hacen tanto daño, pero hay otros Pastores que son una verdadera bendición desgraciadamente son los menos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *